miércoles, 21 de enero de 2009

Líbreme Señor, de descalzarme ante lectores desconocidos

Foto: Luis Malibrán: "A solas con Soraya" - El Mundo
A mí, sinceramente, no me gustan estos reportajes, no me gustan que las políticas ejerzan de modelos ni que las modelos ejerzan de políticas, me gusta respetar la profesionalidad de cada cargo y no traspasar las barreras.
Pero no sólo en el caso de las políticas, las unas y la otra, sino en el ámbito profesional en general, estos saltos, me generan cierta desconfianza al ver como traspasamos los ámbitos profesionales con tanta ligereza, hecho que en la actualidad se viene convirtiendo en algo normal. Pero no se lo reprocho, sólo a estas políticas, aunque si bien es verdad, que viniendo de ellas, demostraciones como éstas, denotan una cierta incoherencia con la lucha por la igualdad de oportunidades entre géneros, sino a todos aquellos y aquellas, que realizan actuaciones que pueden conllevar consecuencias más allá de su esfera personal. Y estas consecuencias, según quien las manipule, pueden provocar daños colaterales, como en este caso, lo cual puede afectar muy negativamente a quien con todo el esfuerzo y la buena voluntad vienen haciendo su trabajo.
.....En fin, mi opinión es Zapatero a tus zapatos. Y en este caso, ambos, el director del periódico y la política se han saltado las reglas del juego.

2 comentarios:

Ratonov dijo...

Pero hay una regla en periodismo que viene a decir que por un pequeño coste moral puedes vender un montón de periódicos...

niogroniprincesa dijo...

Si claro, el fin justifica los medios de Montesquieu.